𝟏𝟎 𝐅𝐮𝐫𝐥𝐨𝐧𝐠𝐬

Blog de #Hipismo y el #Turf a nivel Internacional

La edición 62 del Clásico Fort Lauderdale GII

Key Race por José De León-Alejandro

Key Race por José De León-Alejandro

Cuando escucho mencionar el clásico Fort Lauderdale, automáticamente pienso en Little Mike, aquel pequeño y noble, pero valiente pura sangre que terminó ganando varios G1 ante lo mejor en grama a todas las distancias, incluyendo su coronación en el Breeders’ Cup Turf. El sábado pasado se celebró la edición número 62 de este clásico y salió vencedor Mshawish, piloteado por Javier Castellano y entrenado por Todd Pletcher. Para muchos, éste fue otro clásico más en grama que resultó ser emocionante. Para este servidor, fue mucho más que eso. El Fort Lauderdale pinta como un “key race”. En este artículo hablo sobre el ganador y el lote que compitió en este clásico para justificar ponerle el ojo como un posible “key race”.

Mshawish es un hijo de Medaglia d’Oro en Thunder Bayou por Thunder Gulch. Hasta el sol de hoy, este caballo tiene 5 salidas en Estados Unidos, ganando 3 eventos, 2 de ellos clásicos. Sin embargo, Mshawish tiene experiencia internacional, ganando un G2 en Dubai frente al ganador clásico G1, Trade Storm, y otro segundo lugar en un G2 cayendo ante otro ganador clásico, Anaerobio. Mshawish perdió el Dubai Duty Free G1 ante Just A Way, pero llego cuarto a solo un cuerpo y cuarto de Dank, campeona de la Breeders’ Cup F&M Turf G1 en el 2013. Así que, la clase de Mshawish es indiscutible. En manos de Todd Pletcher y luego de la incorporación del Lasix en su sistema, el caballo ha venido mejorando poco a poco y en cada salida hace una demostración mas impresionante. En el clásico El Prado hace un mes, el caballo remató y pasó en viaje en 16 segundos y 2/5 para los últimos 300 metros. En el Fort Lauderdale G2, Mshawish remató en 5.81 los últimos 100 metros y en 29 segundos los últimos 500 metros. Sin embargo, precisamente en el Fort Lauderdale G2, Mshawish recibión un golpe leve a la salida que lo puso abrigado a la parte interior de la pista y empaquetado durante la mayor parte del recorrido. Luego en la recta lejana, Mshawish tuvo roces con Howe Great. Ambos sucesos provocaron que Javier tuviera que maniobrar con el caballo y controlarlo más, ya que estaba un tanto alterado y loco por correr mas ligero. Una vez controlado, Mshawish no encontraba espacio por dentro, por lo que Castellano tuvo que hacer una movida brusca para sacarlo al claro, quizás más afuera de lo deseado. Esta estrategia limitó el remate del caballo hasta que entraron a la recta final donde pudo acelerar. Cuando lo hizo, el caballo se estiró a la perfección y peleó su victoria en un excelente remate. ¿A quién se ganó? Tremenda pregunta, ¿no es así?

El lote en sí no era uno estelar, más lo suficientemente decente para esta época del año. Lochte es un ganador clásico G1 y hasta el sábado tenía 4 victorias en 5 salidas en la grama de Gulfstream Park

Mshawish (USA) Foto Cortesia de Leslie Martin - Gulfstream Park

Mshawish (USA)
Foto Cortesia de Leslie Martin – Gulfstream Park

con 1 tercer lugar. Howe Great es otro que hasta el sábado tenía 3 victorias en 6 salidas en Gulfstream Park. Gran Tito en un ganador clásico G3 y bastante experimentado en las pistas del sur de la Florida. Mutin es un caballo que hasta el sábado tenía 5 victorias en 9 salidas, 4 de ellas en Francia y su quinta fue en su debut en Estados Unidos. Mucho Mas Macho había ganado este clásico Fort Lauderdale G2 el año pasado. Por último, Za Approval es un ganador de grado con muchísima experiencia entre lo mejor de la división. Za Approval estuvo a ¾ cuerpos de ganar el Breeders’ Cup Mile G1 en el 2013 ante el campeón Wise Dan. En adición a eso, Za Approval tenía 3 victorias y 2 segundos en la grama de Gulfstream Park. En conclusión, éste no era el mejor grupo más si era uno competitivo. Mshawish se los ganó como tenía que hacerlo para seguir contando con él en el futuro.

El Fort Lauderdale G2 se corrió muy bien en cuanto al paso y al tiempo final. De hecho, 2 carreras antes se había corrido el clásico Marshua’s River G3, donde la ganadora clásica Parranda se disparó tremenda carrera ganando fácil y de ahí se va para Singapore a competir. Luego de ese clásico, yo mismo me dije que el ganador del Fort Lauderdale podría estar un par de quintos por debajo para ser una carrera decente. ¿Cuál fue el resultado? Mshawish hizo 1 segundo y 2/5 menos que Parranda, lo cual me pareció excelente. De hecho, aquí les presento los fraccionales y el tiempo final de las 2 carreras:

Marshua’s River G3 (milla y dieciséis) – :24.66, :48.81, 1:13.28, 1:36.70, 1:42.53

Fort Lauderdale G2 (milla y dieciséis) – :23.91, :48.42, 1:11.88, 1:35.33, 1:41.14

Como pueden ver, el Fort Lauderdale G2 se corrió mucho más rápido, sobre todo al pasar los 1200 metros hasta la meta. Ahora bien, aparte de Mshawish, ¿qué otro caballo hay que velar saliendo de aquí?

Resultado del Fort Lauderdale GII Chart Cortesía de DRF

Resultado del Fort Lauderdale GII
Chart Cortesía de DRF

Este lote fue bastante competitivo, por lo que los caballos más experimentados como Lochte, Silver Freak, Howe Great, Gran Tito y Za Approval, entre otros deben seguir compitiendo en clásicos como este y salir bien en los mismos. No obstante, hay unos pocos caballos a los cuales deberían ponerles el ojo para sus próximos compromisos. El primero a mencionar es Mosler. Este caballo venía progresando en arena lentamente y Bill Mott lo decide poner en grama con John Velazquez arriba. Mosler se puso a seguir a Silver Freak prácticamente todo el camino y presionar a un velocista natural, sobre todo a un ventajero como SIlver Freak no es tan fácil. Mosler terminó a poco más de 4 cuerpos detrás de Mshawish. Conociendo a Bill Mott, Mosler va a ser mejorando y esta carrera le debe servir de buena experiencia. El otro ejemplar es Mutin que venía de correr en Europa hasta que debutó en Estados Unidos en su última en Aqueduct. En esa carrera el caballo estaba ansioso de correr y una vez el jinete le soltó las bridas y comenzó a impulsar, Mutin desarrolló tremendo tren de velocidad y pasó en viaje, sobreviviendo esas curvas cerradas de Aqueduct. El sábado el caballo salió frío de la gatera 11 que es bastante abierta en milla y dieciséis. Irad Ortíz lo pudo meter hacia dentro para ahorrar terreno en la primera curva pero se quedó muy lejos y tenía demasiado tráfico para poder desarrollar su empuje. Mutin no se pudo emplear a gusto y esta carrera no se le puede contar. De seguro  Kiaran McLaughlin ajustará condiciones con él para la próxima.

Del resto de los participantes, me interesaría ver a Za Approval en su próxima salida, segunda bajo el cuidado de Mark Casse. En el momento decisivo de la carrera, este caballo fue empujado hacia afuera en plena curva cuando Castellano sacó bruscamente a Mshawish. Por lo tanto, Za Approval tuvo que girar más abierto y reactivar su remate gracias a esa movida que de seguro le restó fuerzas al final. Howe Great es el otro a velar, pues parecía una bola de pinball en toda la carrera y su jinete tuvo que alterar su curso en varias ocasiones.


 

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Información

Esta entrada fue publicada en enero 16, 2015 por en Estados Unidos, Key Race - Archivo, Norteamérica y etiquetada con , , , .

Archivos

  • 477.002 visitas
Flag Counter
A %d blogueros les gusta esto: